Mis primeros 1000€ de ingresos pasivos en plataformas de crowdlending

Por Inversor Millennial

Hoy quería compartir con vosotros cómo he generado mis primeros 1.000€ de ingresos pasivos invirtiendo en plataformas de crowdlending.

Hay en internet mucho artículo contando mil maneras de generar ingresos pasivos, pero pocos entran en detalles prácticos de cómo llevarlo a cabo, y como mi objetivo es documentar mi camino a la libertad financiera (con sus aciertos y errores), hoy voy a contar cómo he llegado a este hito de 1000€ de ingresos pasivos – que a mi me parece B.R.U.T.A.L – durante este año.

Rebobinemos un buen puñado de meses, cuando decidí ponerme manos a la obra y empezar a crear activos, poniendo mi dinero a trabajar para mi de forma pasiva: en aquel momento descubrí el concepto de Crowdlending de la mano de Agustín Grau. Después de haber creado un fondo de emergencias y crear una cartera de fondos de inversión, decidí destinar hasta un máximo del 20% de mi cartera a activos de inversión alternativa y descubrí que esta forma de inversión, muy pasiva, con riesgo y retornos altos, y pensado sobre todo a corto plazo, encajaba perfecto con lo que buscaba.

¿Cuál es la mejor plataforma de crowdlending?

La primera pregunta que me hice fue: ¿cuál es la mejor plataforma (española) de crowdlending? Por eso de la facilidad en temas fiscales, me lancé a investigar las plataformas españolas, y después de analizar unas cuantas (¡hay muchas!) me decidí por Circulantis.

Arranqué primero con unos 100€ para ver cómo funcionaba. La mayoría de los préstamos volaban por la inversión automática (¡aún no sabía qué era eso!) y lo que quedaba no convencía. Tenía que estar pendiente de hacer las inversiones a mano, y eso es un estrés y una inversión de tiempo que no me convencía. Cuando descubrí la inversión automática, la cosa cambió a mejor: durante varios meses hice aportaciones y fui creciendo, pero la verdad es que las opciones de configuración disponibles y la usabilidad de Circulantis dejan mucho que desear (tienen errores garrafales como no permitir seleccionar una rentabilidad mínima en la inversión, por lo que si te despistas tienes inversiones al 6%, habiendo otras del 12% a mano, o determinar una duración máxima de la inversión).

Como por aquel entonces había sufrido ya varios retrasos en los pagos y además lo que buscaba era algo más pasivo, que pudiera dejar en piloto automático y no tener que estar todo el día mirando, decidí seguir explorando el mundillo del crowdlending.

De compras por Europa: Mintos

Cuenta en Mintos - crowdlending
Foto de mi cuenta de Mintos a día de hoy

¡Mintos! Ese nombre no hacía más que aparecer en todas mis investigaciones, así que decidí dar una oportunidad a las plataformas extranjeras. Efectivamente descubrí que la plataforma era una auténtica pasada, y tenía todo lo que yo había echado en falta en Circulantis: un motor de auto-inversión realmente flexible, oferta enorme de inversiones, rentabilidades de 10-12% y diversificación en muchos originadores y países, y lo mejor: garantía de recompra. Entré con muy poco dinero, unos 100€, y después de probar ese primer mes y ver que todo funcionaba como esperaba, desde el mes siguiente ya estaba haciendo transferencias constantes de fondos.

¡Desde entonces Mintos es mi plataforma favorita! 🙂

Entre lo que tenía en Circulantis y Mintos, comencé a ver que cada día recibía pequeñas cantidades como rendimiento de las inversiones. Al principio eran céntimos, luego, un día recibí 1€. A final de un mes, recibí 50€ ¡completamente pasivos! ¡con inversión en piloto automático! Ahí realmente me di cuenta del potencial.

Diversificación (¡explosión!)

Después de varios meses, cuando llegué a tener exposición alta a Mintos (unos 5000€) me dije: debería diversificar para minimizar el riesgo de plataforma.

“¿Qué alternativas a Mintos hay en el mercado?” Durante los meses siguientes decidí explorar en paralelo y con pequeñas cantidades PeerBerry, Swaper y Twino.

PeerBerry me enamoró: sencilla, con opciones al 12% de un mes de duración, con garantía de recompra, era el plan B perfecto para diversificar de Mintos, así que empecé a crecer ahí.

Cuenta en peerberry
Foto de mi cuenta de PeerBerry a día de hoy

Swaper no conseguía invertir todo el dinero disponible, ya que tenía mucha cola de espera, y Twino empezó a dar problemas (cash-drag y retrasos) desde el 2º mes. A pesar de ello, a estas alturas y gracias al interés compuesto ya generaba más de 100€/mes.

Como Circulantis, Swaper y Twino no habían rendido demasiado bien, reduje posiciones y en los meses siguientes decidí probar otras tres plataformas: ViaInvest, FastInvest y Grupeer.

Cuenta en Viainvest - crowdlending
Foto de mi cuenta de ViaInvest a día de hoy

Cada una con sus particularidades, distinto nivel de madurez como plataforma y opciones de inversión, las tres han funcionado excelentemente hasta ahora, siempre con opciones de inversión de entre 10% y 15% y sin tiempos de espera entre inversiones. ¡A todo trapo!

En esta fase ya llegué a cubrir el 20% de mis gastos mensuales con los beneficios del crowdlending y ¡bingo! ¡hito de los 1000€ conseguidos!

Consolidación

Después de cerrar las posiciones en Circulantis y Twino, mi última etapa se ha concentrado en consolidar las plataformas más maduras y rentables: equilibrando distribución y optimizando las opciones de las carteras automáticas. Debido a mi curiosidad, voy probando opciones nuevas (mi última adquisición es Envestio, con proyectos corto-medio plazo de entre 19% y 21%), pero ahora que ya estoy en el umbral del 20% de mi cartera invertido en crowdlending, mi objetivo es estabilizar estas inversiones e ir reduciendo los riesgos.

Cartera de crowdlending
Mi distribución de cartera actual (el quesito morado más pequeño es Envestio, con un 1%)

Conclusión

La experiencia hasta ahora ha sido una pasada, y sin olvidar que esto es inversión de alto riesgo y que tal vez en el futuro algunas de estas plataformas sufran caídas, impagos, cambios regulatorios, o tal vez quiebras, etc, la verdad es que satisface mucho poner el dinero a trabajar para ti y ver cómo el interés compuesto es una bola de nieve donde los intereses de cada mes son reinvertidos para generar más intereses día a día y al final acabas generando lo que se convierte en una paga extra cada mes.

¡Pasa a la acción!

Tal vez hayas leído ya un montón de artículos sobre el tema, pero aún no te has animado a dar el paso. Yo te invito a que pruebes con poco dinero (¿10€? ¿50€? ¿100€?) y veas cómo estas plataformas funcionan. ¿No sabes por dónde empezar?

¡Crea ahora una cuenta en Mintos! 🙂

Y recuerda, para lo que sea, ¡no dudes en preguntarme por privado o dejando un comentario abajo! 🙂 
Un abrazo,
Inversor Millennial

Extra: enlaces de interés