Actualización de cartera Septiembre 2019

Por Inversor Millennial

¡Hola a todos! ¿Qué tal esa vuelta al cole en Septiembre? 🙂

Siempre he pensado que la vuelta del verano es un excelente motor para buscar la libertad financiera (“¿¿ya se acabaron las vacaciones?? – ¡la vida no puede ser esto! :_( ”) y la verdad es que estoy con más fuerzas que nunca para seguir avanzando en ese camino.

Explorando la vía emprendedora como acelerador hacia la #IF

Alguna que otra vez he discutido en Twitter con la comunidad inversora/finanzas personales cómo nos centramos mucho en el ahorro y la estrategia de inversión, pero mucho menos en la parte de los ingresos. Es cierto que es más fácil ahorrar 100€ que ganar 100€ extras al mes, sin embargo el ahorro tiene límites y los ingresos no, por lo que pienso que el potencial de poner el foco ahí es mucho más prometedor que solamente el recorte de los gastos. 

El emprendimiento de proyectos paralelos es una de esas vías de crecimiento de los ingresos “potencialmente” efectivas. 

El trabajo por cuenta ajena tiene muchos beneficios: ingresos más o menos estables y predecibles (lo que te permite ahorrar e invertir), desarrollo profesional, menos responsabilidad o carga de estrés y más. Sin embargo los salarios en nuestro país son bastante bajos y no siempre están correlacionados con el éxito del proyecto, lo que hace que la búsqueda de la prosperidad financiera sea una tarea ardua y de montones de años. 

Ya avancé hace unos meses que estaba comenzando a estudiar un nuevo proyecto de emprendimiento (no era mi primera aventura emprendedora, ni sería la última!). En estos meses he estado validando el problema, investigando el mercado, probando precios, haciendo prototipos, entrevistando potenciales clientes, etc. Vamos, haciendo los deberes. 

Sin embargo, en un giro inesperado del guión, me ha surgido la oportunidad de subirme al carro de otro proyecto bastante interesante y algo más maduro que el que yo me traía entre manos. Un proyecto paralelo, compatible con mi curro actual (se puede llevar en noches y fines de semana), y lo más importante, siendo dueño de parte de la iniciativa. Este punto es especialmente importante porque creo que para involucrarte a tope y ser retribuido justamente por tu trabajo y el riesgo que conlleva cualquier startup, poseer una parte de la sociedad es fundamental.

Algunas realidades del emprendimiento: es cierto que poseer el X% de cero, es poseer cero. Las probabilidades de éxito son mínimas (aproximadamente el 92% de los proyectos mueren en los primeros tres años de vida). Por lo tanto, lo más probable es que sea una inversión de tiempo y esfuerzo que acabe en nada. 

La gran mayoría de las startups son un patinazo

“¿Y por qué pierdes tu tiempo en esto, millennial idiota?” os preguntaréis. 

Por varias razones: 

1) Me lo paso bien haciendo lo que hago.

2) Aunque salga mal, serán puntos positivos de experiencia en mi CV y me puede abrir puertas a mejores oportunidades laborales en el futuro. Ya he experimentado esto. 

3) ¿Y si sale bien? Esta es la clave: ¿y si la cosa despega y genera pasta en serio o somos adquiridos y saco tajada de la jugada acelerando mi ruta a la libertad financiera?

La potencial ganancia no es comparable con lo que pueda conseguir trabajando e invirtiendo por mis medios actuales. No quiero mirar atrás dentro de diez años y pensar que dejé pasar una oportunidad de hacer algo gordo. 

En fin, aún es muy prematuro todo, estamos negociando detalles, y no tengo ni idea de si esto será un error o será buena idea que cambie mi futuro. Ya os tendré al tanto de cómo va y si tiene impacto en mi camino o no. 

¡Pero bueno! Esto es un blog de finanzas personales, así que vamos con los números del mes. 

Volviendo a la normalidad

Tras meses sin poder ahorrar ni invertir apenas, y con las carteras automáticas paradas, este mes he retomado la normalidad. 

He ahorrado el 44% del sueldo y me he organizado siguiendo este plan: he realizado tres partidas, la principal (el 68%) destinada a fondos indexados en Indexa y dos partes más pequeñas (del 16% cada una) a completar mi fondo de emergencias y a crowdfunding (Crowdestate, Estateguru y Crowdestor). 

Evolución del ahorro mensual este año

Veamos el comportamiento de la cartera

Fondos de inversión

Después del mes de agosto que cerramos en rojo, este mes hemos tenido grandes recuperaciones mundiales y mi cartera indexada (es la número 10 de Indexa) ha quedado en un +2,8%, lo que deja un 2019 con un tremendo 16,5% acumulado. 

Mi histórico de rentabilidad con Indexa

¿Y esto es bueno o malo? Pues en fase de acumulación donde estoy, en la que me dedico a comprar/invertir, es mala cosa, ya que los precios están subiendo y compro cosas caras. 

Los que temen un batacazo se sorprenden de este planteamiento, pero una buena bajada en las bolsas sería lo mejor que podría pasar para los que estamos aportando mes a mes un % de nuestros ingresos. Como no sabemos qué deparará el futuro (¿gran crisis mañana? ¿la mayor subida de la historia? ni idea…), sigo el rumbo marcado por mi estrategia y a aportar mes a mes.  

Inversiones alternativas

En el mundo del crowdlending y crowdfunding, este mes he reactivado las carteras que tenía paradas, así que vuelta a la actividad. Ha sido el peor mes de ingresos en el último año (es normal, ya que las inversiones mínimas son de 30 días y aún no han comenzado a dar frutos). El rendimiento de la cartera crowd ha sido de un 0,8%, muy lejos del uno y pico habitual no hace tanto tiempo. 

Curiosidad este mes es que tanto FastInvest como PeerBerry han superado los 700€ generados acumulados. A ver cuándo llegamos a las cuatro cifras por plataforma y seguimos los pasos de Mintos (como contaba en este post – “Mis primeros 1000 euros de ingresos pasivos en Mintos”)

En la rama crowdfunding inmobiliario, quitando Crowdestor (que sigue funcionando excelentemente), sigo a la espera de que más inversiones inmobiliarias maduren y den rendimientos. Cosa más lenta…

Buena noticia: EstateGuru saca mercado secundario. Así los inversores que quieran salir antes de tiempo de un proyecto tienen una alternativa para hacer líquidas sus inversiones. 

Programa “Invest & access” de Mintos

Hablando de Mintos, este mes he probado su programa “Invest & access” y me ha parecido decepcionante. Muchos estáis ilusionados con el concepto, pero creo que para los que llevamos un tiempo metidos en esto no es nada atractivo. 

Para los que no saben de qué va la película, “Invest & access” es una sistema de inversión automática donde ellos escogen una cartera por ti y supuestamente el dinero está disponible rápidamente en tu cuenta cuando lo necesites. La realidad es que no tienes control para elegir originadores, ni plazos, ni rentabilidades y para vender deben ser préstamos que estén al día (cuando sabemos que un % muy grande suele tener retrasos). 

Creo que cualquiera puede montarse una cartera mejor configurándola a mano (para ello escribí el ebook con instrucciones de cómo hacerlo aquí), así que cancelé pronto el experimento y redirigí los fondos a mis propias carteras. Eso (además de que ha habido caída en las rentabilidades disponibles en la plataforma) también explica el mal rendimiento de Mintos este mes. 

Rendimiento de mis plataformas

Podéis ver las plataformas que mejor se han comportado este mes son las siguientes en orden de rentabilidad:

PlataformaRentabilidad mesRentabilidad anualizada
Envestio1,17%14%
Viventor2,05%13%
FastInvest1,01%12,12%
ViaInvest0,98%11,76%
Grupeer0,95%11,4%
PeerBerry0,89%10,68%
Swaper0,82%9,8%
Mintos0,25%3%

*Nota: rentabilidad anualizada si se mantuviera el rendimiento de este mes

Ingresos alternativos

Sin movimiento en Wallapop ni en las plataformas de estudios de mercado, caigo siete puntos con respecto al mes pasado. Los ingresos alternativos provienen íntegros de la cartera de crowdlending, MyInvestor y del blog: en total este mes han sido el equivalente al 57% de mis gastos habituales. Muy volátil.

Progresión de ingresos alternativos

Lecturas inversoras

En el frente de lecturas de inversión, este mes he tenido la suerte de hincarle el diente a “El inversor inteligente” de Benjamin Graham, libro de referencia en el mundo financiero, escrito por el que fue maestro de Warren Buffett, ni más ni menos. 

Me ha parecido un libro excelente que se centra no en la práctica o la técnica, sino en la psicología del inversor, en el auto-conocimiento, en el saber diferenciar la inversión de la pura especulación y de controlarse en momentos de debilidad cuando el cuerpo te pide hacer tonterías que te llevarán a la ruina. 

Un buen libro recomendable para los que estén interesados en la inversión serena a largo plazo.

¡Y nada más por este mes! Espero leer vuestras dudas y comentarios y recordad subscribirse aquí para seguir mis aventuras.

Un abrazo, 
Inversor Millennial