Antes de invertir: ¡fondo de emergencias!

Mucha gente se tira a la piscina de la inversión (en bolsa, en fondos, en crowdlending… lo que sea) con un dinero del que realmente no debería disponer. Mi sabio padrino siempre me decía cuando pequeño: “se invierte con el dinero que te sobre del dinero que te sobre”. Eso significa que antes de probar a invertir en NADA que tenga riesgo hay que tener las espaldas cubiertas ante los giros que pega la vida.

La vida es jodida y como dicen los guiris “shit happens”. Si algo puede ir mal, irá mal: paro, subida de alquiler/hipoteca, juicios, coche estropeado, enfermedad, divorcio, electrodoméstico roto…todas estas cosas pueden ocurrir de la noche a la mañana y no queremos que los ahorros que tengamos estén en un producto de inversión que impida sacarlo o que se haya devaluado en ese momento y tengamos pérdidas serias porque necesitemos el dinero en ese momento.

Moraleja: antes de invertir en nada hay que crear un fondo de emergencias que nos permita capear el temporal cuando las cosas vengan torcidas.  

¿De cuánto debe ser dicho fondo de emergencias?

Generalmente se recomienda tener entre 6 y 12 meses de gastos. Es decir, si cada mes gastas 1.500€ de media, este fondo debería tener entre 9.000€ y 18.000€. Ya es cuestión de cada uno y de su aversión al riesgo acercarse más a una cifra u otra, (personalmente yo estoy más cerca del año que de los seis meses) pero es importante IMPORTANTE recordar que hasta que no se tenga un fondo de emergencias ahorrado, no se debe empezar a invertir en nada. (La pregunta “¿Cómo ahorro ese dinero?” la trato en este otro artículo)

¿Y dónde guardo este dinero?

Idealmente este dinero estará accesible, ya que la desgracia puede llegar en cualquier momento (jeje, qué miedito XD), por lo que no debería estar en ningún sistema que tarde días en materializarse.

Un buen ejemplo son las cuentas de ahorro remuneradas, que a día de hoy no dan intereses apenas, pero que permiten hacer una transferencia a tu cuenta corriente en cuestión de segundos. En mi caso uso ING, que no tiene comisiones y me vale para este fin, aunque hay otras que tienen más interés en estos momentos (recuerda que el objetivo aquí no es rentabilidad, sino tener un salvavidas en caso de catástrofe).

[AVISO] ¿Que tú pagas comisiones en tu banco? ¡No fastidies! Haz click aquí si quieres ver las condiciones de ING.

Otra opción es tener un fondo de emergencias dividido en dos. Es lo que hago yo. Uno fondo de acceso inmediato y otro en depósitos a un año sin penalización por cancelación anticipada, que te dará algo de rentabilidad pero tardarás días en tener el dinero de vuelta a tu cuenta corriente.

La cosa es que España es el país con los depósitos más bajos de Europa. Una buena alternativa que yo uso es Raisin, una plataforma que te permite abrir depósitos en Europa sin necesidad de muchísimos papeleos y ofreciendo rentabilidades mucho más altas que las nacionales, siempre aseguradas por el fondo de garantías, y muchos de ellos sin comisión de cancelación anticipada.

[CONSEJO] Haz click en este artículo si quieres saber más sobre Raisin

Espero que te haya servido este artículo. Si es así, ¡comparte! 🙂

¡Un saludo!
Inversor Millennial

4 comentarios sobre “Antes de invertir: ¡fondo de emergencias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s