Inversión a largo plazo para dummies (como yo)

Por Inversor Millennial

Hoy comparto un artículo para aquellos que teniendo ya cubierto su colchón de seguridad quieren empezar a explorar el mundo de la inversión a medio-largo plazo (3+ años) sin tener NI PAPA de inversión y sin querer comerse mucho la cabeza con mil opciones y combinaciones. ¿Es tu caso? ¡Pues sigue leyendo! 🙂

Para este escenario, mi forma favorita de inversión son los fondos indexados. Explico un poco el planteamiento: cuando vas a invertir en bolsa, lo primero que hay que decidir es en qué empresas quieres invertir. ¿En Tesla, Coca-cola, en Telefónica, en Mapfre, en Amazon…? Como ves esto abre una complicación gorda: ¿cómo &%=*# sé dónde invertir mi pasta? Pues para los que no tienen ni tiempo, ni formación, ni ganas de investigar en qué empresas invertir están los fondos indexados: un sistema automático que invierte él solito en cientos de empresas de muchos países. ¿Y por qué eso es bueno? Al ser automático, las comisiones son super bajas y al invertir en tantas empresas de tantos países diversificas tu inversión, minimizando el riesgo.  Win! A nivel fiscal, no pagas impuestos hasta que saques tu dinero, así que es perfecto para tenerlo corriendo durante años metiendo pasta periódicamente y reinvirtiendo los beneficios automáticamente. 

“Ok, me mola el concepto, pero ¿por dónde empiezo?”

Yo te recomiendo lo que ya he probado personalmente y me gusta. Te presento Indexa: una plataforma de fondos indexados en la que llevo ya invertido muchos meses y que tiene una operativa muy sencilla.

Una cosa clave de esta plataforma es que para conocerte mejor, Indexa te hace un test de diez preguntas en las que evaluará tu perfil para diseñar una cartera a medida. El test lo puedes hacer sin registrarte ni nada (tú piensa que es un test de Facebook, en plan “Descubre qué personaje eres de Juego de Tronos”) desde este enlace. A partir de ahí ellos crearán una cartera a medida y las rentabilidades esperadas. Si te animas, desde ahí ya puedes hacer tu primera aportación (el mínimo son 1.000€)

¡Cuidado! Ten en cuenta que esto es inversión en bolsa (no son cuentas de ahorro ni nada por el estilo), por lo que siempre hay riesgo de que disminuya el capital que inviertas y si eres un impaciente impulsivo y se te ocurre vender cuando han bajado las acciones, habrás tenido pérdidas de tu pasta.

Lo bueno y lo no tan bueno

Vamos con lo bueno de Indexa: entre sus ventajas, empiezo diciéndote que Indexa está supervisada por la CNMV, lo que los convierte en gente bastante fiable (al menos están controlados de cerca). Además, tienen las comisiones más bajas del mercado (0,82%), que por si fuera poco se quedan en 0,37% el primer año si entras con mi link.

Un gran extra es la atención al inversor. Tienen respuesta inmediata vía chat en la web a cualquier pregunta, y eso da mucha tranquilidad. ¡Yo tengo al bendito Brais (el encargado de soporte a cliente) frito a preguntas! XD

¿Y todo es positivo? No, como todo, tiene algunas pegas. En primer lugar, ellos gestionan tus inversiones para lo bueno y para lo malo. Es decir, que no tienes la libertad de decidir dónde inviertes, sino que ellos te diseñan una cartera óptima de inversiones y no es “inversión a la carta” (aunque ya hemos visto que esto es perfecto si no sabes o no quieres perder tu tiempo). La segunda pega es el tener que invertir 1.000€ de entrada para empezar (¿no sería genial poder entrar con tan sólo 50€?).

Por lo demás, llevo ya un tiempo trabajando con ellos y tienen un peso importante en mi cartera, y estoy muy satisfecho con la experiencia.

¿Qué? ¿Te animas a comenzar tu experiencia invirtiendo en fondos indexados? Aquí te dejo el link por si te lanzas a dar este gran paso hacia tu libertad financiera.  

>> Explorar los fondos indexados con Indexa <<

Si tienes alguna duda, dispara en la sección de comentarios. Y si te ha gustado el artículo, ¡compártelo! 🙂
Un abrazo,
Inversor Millennial